viernes, 30 de octubre de 2009

Al despertar

A veces me despierto
y quiero ser un príncipe
y salvar a las princesas
de los cuentos de hadas.

A veces me despierto
y quiero ser una princesa
y sueño que me besa
otra princesa.

Antes pensaba que era una loca
dando saltos entre ser príncipe o princesa…
Ahora me doy cuenta,
de que el problema no está en mí.

Ahora puedo despertar
siendo una chica que se transforma en príncipe
o ser un chico vestido de princesa.
Puedo no ser nada
y olvidarme de lo que me dicen que sea.

Hoy puedo sentirme un dragón de múltiples cabezas,
no besar ni acostarme con nadie
si no me apetece.
Puedo masturbarme compulsivamente
y ser una puta o una actriz porno
y pasarme el día teniendo sexo.

Puedo ser penetrada
por un dildo, por una polla
por un dedo o por un puño.
Puedo tener polla igual que puños,
ponerme un dildo
o cinco a la vez si lo deseo.

Hoy llevo falda
y tengo polla.
Y mi polla es de plástico
y mi falda de cuero.

Puedo, a veces, sentirme confusa
y puede ponerme mi propia confusión.

4 comentarios:

ITU dijo...

u!! que bueno el poema!!

ahora mismo lo robo y lo pongo en mi blog!!

me ha encantau-tau ;P

Nac dijo...

Totalmente de acuerdo con Itu.
yo no lo robo porque ya te lo han robao ;)

saludos
nac

Transfusión dijo...

k emocióóN!! que bien que os haya gustado!!! :D:D

MEDEAK dijo...

bravooooooo!!!!
mas muaksssss
LadyKatana