lunes, 15 de agosto de 2011

Paradoxia - Lydia Lunch

Increíble alucinante impresionateeeee, uno de los mejores libros que he leído y con este ya definitivamente voy a empezar a mencionar los libros que últimamente he estado leyendo y que no he mencionado en el blog (no sé qué me pasa pero me entran las vergüenzas con estas cosas… pero se acabó! :))

Pues eso, acabo de leer PARADOXIA de Lydia Lunch. Ahora hacía ya unos mesecillos que no me enganchaba tanto un libro, y menos a una novela… me ha fascinado realmente todo de este libro. Me he asustado un poquillo porqué me he puesto a reflexionar en qué cuando mas conectas con perversidades más evidencias lo perversa, viciosa y retorcida que eres… pero luego le he dado en un plis-plas la vuelta y con una sonrisa de oreja a oreja me ha orgullecido lo gratificante que es cuando ves que las perversidades se comparten!

Dejo algún fragmento que he subrayado para que os motivéis y animéis a leerlo porque es todo un referente… (Ya estoy yo con mis subidores y mis emociones de cuando algo me entra muy adentro :D )

“Yo no soy diferente. Salto de cabeza dentro del coche de cualquiera, me introduzco un poco en su noche, en su vida, simplemente para olvidar la mía. Simplemente para forjarme una nueva identidad durante unas pocas horas. Un corto descanso de mi propio caos. De mi propia monotonía.”

"La prostitución era, para mí, la libertad definitiva. Una pantalla vacía en donde proyectar la imagen deseada. Un desvío de la realidad. Un lugar en el que yo podría distanciarme de mí misma. Me disolvía en un leve disfraz repleto de alias, de juegos, de falsas direcciones e identidades. Los hombres a los que rendía servicios me daban pena. Tenía mas respeto por ellos que la mayoría de mis otras compañeras. Todo era cuestión de equilibrio: una les vende una fantasía durante treinta minutos o una hora. Ellos pagan por el servicio. Una consigue lo que necesita. Dinero. Y luego se van. Nadie da por culo a nadie. Nada de hacer de canguro. Nada de tenerles la mano. La mayor parte de los hombres estaban demasiado necesitados. Desesperados. Dependientes. Jovencitos, incapaces de asesinar a la niña que llevan dentro. Siempre pidiendo amor, compasión. Atención constante. La confirmación de su hombría. El reconocimiento sexual. La veneración fálica. Como cualquier cliente, sólo que lamentaban tener que pagar por ello. Pero aún así terminaban esquilmados. De una manera u otra."


“El dolor físico extremo lo eleva a uno al estado zen, que desconecta con todo lo demás.”


“Ninguna salida. De uno mismo. Hay que aprender a jugar con las cartas que uno tiene. Que es preciso aprender, aunque no guste, que el mundo no le debe a un nada. Ninguna razón, ninguna excusa. Ninguna disculpa.”


“Pasamos el fin de semana en un nirvana sexual. Rendidos a la libertad de censurar todo en nuestra mente, excepto las sensaciones más sensuales. Una unión de otro mundo que abrió las puertas celestiales para que desapareciéramos tras ellas durante días. Imposible regresar al tiempo del reloj mientras seguíamos bañados en luz fluorescente, curándonos de una purga psíquica.”


“He sido tratada de loca, sociópata, desquiciada, lunática, chalada, demente, cruel, perra, ladrón, zorra, puta, paranoica maníaco-esquizofrénica… perversa, fría, calculadora, robot alienígeno controlador. Todo ello por gente que me amaba o decía o pensaba que me amaba. Aunque probablemente jamás me conocieron. No conocieron mi verdad interior. Únicamente lo que yo les permití conocer. Sólo un poco.”


Y ya no pongo más de lo que tengo subrayado que si no le quito emoción…

2 comentarios:

Meike dijo...

¡Me has convencido! En cuanto pueda, me haré con él, que tiene más que buena pinta...y éso que últimamente estoy que me muero de ganas de leer algo nuevo/fresco/que me sorprenda y oye, no hay manera... Los dejo todos a medias.

Por lo demás, siento haber tardado tanto en contestar, ¡me había escapado de Carcelona! y justo he llegado ahora...renovada, por supuesto.

No sé si nos conocemos, en cualquier caso antes (no hace mucho) tenía un blog que se llamaba "exasperanza". Pero me lo cerraron y abrí "panicotidiano", que tiene la misma estética que el anterior. Si te suena, quizá es porque alguna vez habrás pasado y te ha venido a la cabeza, o algo así :) De todas maneras, llegué a ti, paseando de blog en blog. La verdad es que conozco muchos de los links que tienes (Medeak, Pornoterrorismo...)

Y qué decirte, creo que me quedaré aún más por aquí...
¡Un abrazo!

thelord diabolus dijo...

me gustaria saber donde puedo conseguir el libro
cualquier informacion muchas gracias